Retiro de Vajrayoguini
El camino gozoso

Las prácticas recogidas en el tantra del yoga supremo constituyen la esencia misma de las enseñanzas de Buda y nos permiten alcanzar la iluminación de manera muy rápida.

Este retiro nos permitirá conocer el corazón de la práctica tántrica, hecho que nos animará a mantener una práctica diaria estable. Además, también nos ayudará a guardar nuestros compromisos tántricos con pureza y nos permitirá familiarizarnos con una práctica cómoda y fácil que nos acercará al estado iluminado de Buda Vajrayoguini.

“Aquellos que deseen adiestrarse en la autogeneración como Vajrayoguini a diario, pero no se sientan
capaces de realizar la sadhana extensa ni la media o no dispongan de tiempo suficiente para ello,
pueden lograr su objetivo practicando esta sadhana con fe firme.”
“El camino gozoso” Gueshe Kelsang Gyatso Rimpoché

Este retiro es sólo para aquellos practicantes que han recibido la iniciación de alto yoga tantra o para aquellos que tienen una clara intención de recibirla pronto.

El retiro se guiará con la sadhana El Camino gozoso.
Se hará silencio por las mañanas hasta a las 15h excepto el primer día.

Los dos últimos días, viernes y sábado, no será guiado.
Para la sadhana Camino rápido al gran gozo puedes traer los instrumentos y rituales. Durante las sesiones del retiro no se tocarán los instrumentos.
El domingo 7 de enero de 9h a 13:30h tendrá lugar la práctica de “Auto-iniciación de Vajrayoguini, La fiesta al gran gozo.

Maestra

Mónica Mínguez

Guen Chokga

Maestra residente y Directora espiritual nacional.

Horario

  • Del martes 2 al viernes 5 de enero
    7h-9h Camino rápido al gran gozo
    10-11:30h Primera sesión
    12:30-14h Segunda sesión
    16-17:30h Tercera sesión
    18-19h Cuarta sesión
  • Sábado 6 de enero
    7h-9h Camino rápido al gran gozo
    10-11:30h Primera sesión
    12:30-14h Segunda sesión
    16h Preparativos Auto-iniciación de Vajrayoguini

Precios

  • Enseñanzas:
    • Día completo 25€
    • Medio día 15€
    • Una sesión 10€

comillasCuando la turbulencia de las distracciones disminuye y nuestra mente se calma, surge de forma natural en nuestro interior un sentimiento profundo de felicidad y satisfacción que nos ayuda a hacer frente al ajetreo y las dificultades de la vida diaria.

Ven. Gueshe Kelsang Gyatso Rimpoché